Páginas

miércoles, 16 de junio de 2010

Cura de humildad para España


Por Ander Barroso.-

Debutar la última de todas las favoritas no benefició a una España que no tuvo un debut plácido y perdió (0-1) ante Suiza. El equipo de Vicente del Bosque se encontró con un equipo bien plantado atrás, que se replegaba con hasta nueve futbolistas cuando la selección tenía el balón.

Hitzfeld conocía muy bien al combinado español. Secó a Xavi con un marcaje individual, mientras que Iniesta sólo brillaba cuando caía a la banda. El gran mérito de los suizos fue el deshabilitar el juego por dentro, la gran arma del combinado español.

El arranque del partido invitaba al optimismo. La selección tenía la paciencia necesaria a la hora de buscar los espacios y la realidad no era que pronto o tarde acabaría llegando el ansiado gol. Sin embargo, esté se resistió, porque no fue la tarde de la Roja. Xavi e Iniesta no participaban tanto en el juego como otras veces, al igual que un marginado Villa al que no le llegaban balones.

Las buenas sensaciones de los primeros veinte minutos desaparecieron y el partido se metió en una dinámica gris. A los de Del Bosque les costaba llegar más de la cuenta, lo que dio lugar a más imprecisiones que otras veces y el único alivio era que Suiza parecía una cenicienta en ataque.

España tuvo siempre la posesión del balón y sus acercamientos al area de Benaglio llegaban con menos claridad de lo que suele ser habituar en el equipo español. Costó y mucho acertar en el último pase.

Parece imposible que un equipo pueda exprimir tanto sus llegadas como lo hizo Suiza. Los de Hitzfeld sólo habían llegado una vez con anterioridad al marco de Casillas, cuando un contragolpe acabó en un pase a la espalda de la defensa que sorprendió a todos. El portero de Móstoles no se anticipó al pase, perdió la posición con la portería y tras una dudosa falta a Piqué, Fernandes obraba la gesta.

Fue el momento en el que el seleccionador español apostó por Torres y Navas como revulsivos. El delantero del Liverpool dio varios sustos al portero suizo, mientras que el hispalense siempre es una garantía por su velocidad en la banda. Sin embargo, con el 0-1 Suiza no hizo otra cosa que encerrarse un poco más y España siguió tan imprecisa como en todo el partido.

Así, llegó el pitido final y la Roja selló con una derrota su primer partido en Sudáfrica. Una derrota inesperada para muchos antes del encuentro y que tras él, supone una cura de humildad. Sin embargo, no creo ni que antes habría que ser tan optimistas ni ahora tan pesimistas, porque este equipo sabe a lo que juega y sinceramente, no les veo pinchando dos partidos seguidos, por lo que pasar a octavos es más que factible, aunque sea como segundos.

domingo, 13 de junio de 2010

Serbia no puede con el ímpetu de Ghana



Por Ander Barroso.-

Había mucha expectación para ver a la Serbia de Radomir Antic y lo que podía llegar a ofrecer en un Mundial. Sin embargo, el combinado serbio se encontró con una gran Ghana que se llevó los tres puntos merecidamente, más que nada porque fue lo que buscó desde el primer momento.

La selección africana llegaba huérfana a Sudáfrica con la ausencia de su estrella, Michael Essien. Pero si algo demostró Ghana en su primer partido del Mundial es que sigue habiendo vida más allá del centrocampista del Chelsea.

Con un Annan que les dio la pausa que normalmente les suele dar Essien, Ghana demostró tener más criterio que Serbia para llegar a la portería rival. Sin embargo, tanto africanos como serbios estuvieron bastante imprecisos en el remate.

La presencia de Tagoe en la banda derecha incomodó y mucho a Serbia. El extremo del Hoffenheim fue el hombre más desequilibrante de los de Rajevac y provocó que Kolarov no pudiese subir tanto como acostumbra a hacerlo.

El partido empezó con un ritmo altísimo, lo que no beneficiaba al combinado de Antic. Los serbios no tardaron en dormir el partido, pero siguieron sin estar cómodos. Krasic no tuvo una tarde acertada y la única oportunidad clara la desperdició. Las únicas amenazas de Serbia aparecían con las internadas de Jovanovic y los movimientos a la espalda de la defensa de Pantelic.

El 0-0 del marcador era el resultado más lógico para los apostantes. Sin embargo, Ghana vio como sus opciones de ganar se multiplicaban con la expulsión de Lukovic. Pero, cosas de la vida, fue con diez cuando Serbia estuvo más cerca de marcar. Fue en dos ocasiones consecutivas, en las que ni Zigic ni Klasic acertaron en el último toque.

Difícil lo tenían los serbios y Kuzmanovic colgó el cartel de imposible, al tocar con la mano el balón dentro del area. Un error imperdonable en un Mundial, ya que son errores que se pagan muy caros. Gyan no perdonó desde los once metros y firmó una victoria importante para el devenir de los suyos.

sábado, 12 de junio de 2010

Inglaterra se estrella ante Estados Unidos



Por Ander Barroso.-

Se las prometían muy felices los británicos cuando a los cuatro minutos Gerrard se topó con un balón dentro del area que definió con maestría con el exterior. Poco o nada tenía que hacer Estados Unidos para remontar un resultado adverso frente a una de las grandes favoritas de este Mundial.

Eso es lo que pensábamos los que presenciábamos el partido. El tanto del capitán inglés no hizo otra cosa que sacar del partido a la selección de Bradley y los pross tuvieron un par de acciones claras para aumentar la diferencia.

Inglaterra fue de más a menos con el paso de los minutos. Capello apostó por un doble pivote con Gerrard y Lampard, pero éstos no hicieron todo el daño que esperaba el seleccionador británico. Tanto uno como otro son jugadores que dónde brillan es por delante de la medular, de ahí que colocarles en el doble pivote sea desperdiciar parte de su potencial.

Los yankees no tardaron en reaccionar y el dominio del partido se equilibró. Es una selección que sabe mover el balón con criterio, aprovecha al máximo la subida de sus laterales (Cherundulo hizo el partido de su vida) y arriba Altidore no se acobardó ante la presencia de un central como Terry.

Estados Unidos había reaccionado, pero de ahí a hacerle un tanto a Inglaterra había un abismo. Sin embargo, el ansiado tanto llegó tras un error garrafal de Green, lo que reabre el debate de la portería, que no fue capaz de parar un "mal" disparo de Dempsey al filo del descanso.

Los americanos no modificaron su sistema con el empate, dando muestras de personalidad y una gran confianza en sí mismos. Sin embargo, Inglaterra dominó claramente la segunda parte con Rooney como gran artífice. El delantero del United estuvo desaparecido en el primer tiempo, pero se echó el equipo a sus espaldas en los segundos cuarenta y cinco minutos.

Pero el tanto terminaba sin llegar y Estados Unidos dio un gran susto en un veloz contragolpe que acabó con un disparo de Altidore estrellándose en el poste. Con el paso del tiempo, Inglaterra empezó a desesperarse, lo que hizo que los estadounidenses se lo creyeran.

Así, los últimos diez minutos fueron para los yankees. Inglaterra terminó pidiendo la hora y el empate acabó siendo una realidad. Británicos y estadounidenses no deberían tener problemas para estar en octavos, porque son muy superiores a Argelia y Eslovenia, los otros dos equipos del Grupo C.

Argentina derrota por la mínima a Nigeria


Por Ander Barroso.-

Argentina derrotó a Nigeria en su primer partido del Mundial. La selección albiceleste apenas sufrió para superar al equipo de Lagerback, a los que el 1-0 les debe parecer un "gran" resultado, después de todo lo que perdonó el combinado sudamericano.

La albiceleste se presentó con un 4-3-3, dónde la movilidad de los tres hombres de arriba fue y será determinante a la hora de buscar la portería rival. Maradona decidió sentar a Diego Milito y ‘Kun’ Agüero y el tridente atacante lo formaron Tévez, Higuaín y como no podía ser de otra manera, Leo Messi.

El ‘10’ de la albiceleste es el gran líder de Argentina y Maradona es consciente de que si quieren luchar por el Mundial, deben sacar lo mejor de su estrella. Y para poder ver la mejor versión de Messi, Diego le ha dado la misma libertad de movimientos que tiene en el Barca.

Leo dio un recital con acciones que levantaron al público de sus asientos en más de una ocasión. Sólo le falto el gol y no sería porque no lo tuvo en sus botas, pero no fue su tarde más fina en lo que al acierto se refiere.

Argentina salió con mucha decisión y el primer tanto no tardó en llegar. Fue en un saque de esquina que remató Heinze en el punto de penalti. Con el 1-0, la albiceleste optó por mantener la posesión de balón para así dormir el partido. La clave estaba en una circulación lenta y poco precisa.

El partido fue una castaña y sólo la apariciones de Messi e Higuaín le daba algo de gracia. Sinceramente, me decepcionó el cambio de mentalidad que supuso el tanto de Heinze, ya que a raíz de ello, Argentina no buscó con tanta insistencia la portería de Enyeama y eso es algo que ante una Nigeria no puede hacer la albiceleste.

Sin embargo, Argentina lo tenía todo bien atado. Atrás no dieron en ningún momento síntomas de debilidad, pero el hecho de ir un sólo tanto por encima provocó que Nigeria diera un par de sustos. Les faltó maldad en los últimos metros y el gol de Heinze fue suficiente para sumar la primera victoria del Mundial. Diego puede respirar tranquilo...

viernes, 11 de junio de 2010

Márquez se carga la fiesta de Sudáfrica


Por Ander Barroso.-

Sudáfrica llevaba mucho tiempo esperando este día. No se celebra todos los días un Mundial y para un país tan humilde como el africano, la repercusión e ilusión es todavía más grande. Sin embargo, la selección de Parreira no pudo regalarle a su público una victoria en el partido inaugural de este viernes.

Poco le falto a la selección anfitriona para dar un disgusto a México. Sobre el papel, los de Javier Aguirre eran favoritos para ganar el primer partido del Mundial. Así, el combinado azteca se hizo desde el principio con la posesión de un balón que movió sin éxito de un lado a otro.

Los espacios brillaban por su ausencia y sólo las apariciones de Giovanni Dos Santos desestabilizaron a los sudafricanos. El futbolista del Galatasaray se hartó de pedirla y encarar a la defensa rival. Lo hizo todo bien y sólo le falto el gol.

Sudáfrica no se cortó ni un pelo a la hora de defender con una línea de hasta seis hombres. Sin embargo, los recursos de los locales no se basaron sólo en la defensa y siempre que recuperaban el balón buscaban rápidamente a los hombres de arriba con pases precisos y largos.

Tshabalala y Modise demostraron ser dos llegadores con mucha velocidad y lo que es más importante: Sudáfrica no se basa solo en el talento de Pienaar, bastante discreto. De hecho, un gran contragolpe de los africanos acabó con un pase al hueco a Tshabalala, que fusiló a Óscar Pérez con un testarazo cruzado.

Aguirre sustituyó a Carlos Vela y Guille Franco, desapercibidos en todo el partido. Recurrió a la experiencia de Blanco y al hambre de gol de Hernández. Pero los problemas en la creación seguían, al mismo tiempo que Sudáfrica buscaba el tanto de la sentencia con más verticalidad que cuando el marcador estaba empatado.

México empezaba asimilar una derrota que no entraba en sus planes y su futuro en el Mundial no pasaba de la primera fase, ya que se tiene que medir a las dos favoritas de su grupo. De ahí que Aguirre celebrara con tanta efusividad el tanto de Márquez. Y después de tanto sufrimiento, lógico que un empate con el que no se conformaban, no lo vean con tan malos ojos. Al fin y al cabo, todavía tienen que decir, aunque tendrán que estar más finos.

Análisis Grupo B: Maradona no quiere sorpresas

Por Ander Barroso.-

Argentina: La albiceleste parte como clara favorita en un grupo en el que no deberían tener ningún problema. Maradona apostará por un 4-3-3 con Higuaín, Tévez y Messi arriba. Sin embargo, Argentina no puede basar su fútbol sólo en sus estrellas, debe encontrar un equilibrio en el centro, dónde Mascherano llevará el timón del equipo.

Di María también tendrá un hueco en el equipo, aunque no tendrá tanta libertad como los delanteros. El jugador del Benfica está llamado a ser una de las grandes revelaciones del Mundial. Atrás, todo Argentina recita el equipo de carrerilla una zaga con experiencia y oficio: Otamendi, Samuel, Demichelis y Heinze.

Nigeria: Lars Largeback tiene ante sí uno de sus retos más difíciles: meter a Nigeria en unos octavos de un Mundial. No lo consiguen desde que eliminaron a España en 1998. Conscientes de que Argentina está a otro nivel, los africanos se centrarán en luchar con Grecia y Corea por el segundo puesto.

Nigeria no podrá contar con una de sus estrellas, Obi Mikel, lesionado a escasos días del Mundial. Sus hombres más peligrosos son Martins, Uche y Yakubu, mientras que atrás Yobo es el líder de una defensa que deja mucho que desear.

Corea: Cuidado con el bloque asiático, porque a priori puede ir de tapada y sobresalir por encima de sus dos rivales. Es una selección con varios futbolistas de gran nivel que están en la Premier. Guiados siempre bajo la tutela de Park Ji-Sung, los coreanos sueñan con meterse en octavos.

Los extremos Chung-Yong, del Bolton Wanderers, y Ki Sung-Yong, del Celtic, son otros hombres a tener en cuenta. En defensa es un equipo con poca experiencia y al que no es difícil "meterle mano".

Grecia: La selección griega no renuncia a nada desde que se hiciese con la Eurocopa del 2004. No descartarán nada hasta que la probabilidad diga lo contrario. Futbolísticamente hablando son bastante limitados, pero también lo eran hace seis años…

El equipo se parece mucho al de entonces, ya que siguen Karagounis, Katsouranis, mientras que Kyrgiakos, Gekas o Samaras son el presente y futuro del combinado dirigido por Otto Rehhagel. Grecia jugará sus puntos fuertes y entre esas virtudes están las jugadas a balón parado.

jueves, 10 de junio de 2010

Márquez quiere irse con la cabeza alta


Por Ander Barroso.-

Rafa Márquez es consciente que el de Sudáfrica será con mucha probabilidad su último Mundial. A sus 31 años, el central del Barcelona acude a la que será su tercera Copa del Mundo. Sin embargo, el Márquez de hoy en día no tiene nada que ver con el que estuvo en Alemania hace cuatro años.

Por eso, Márquez no ha tenido raparos a la hora de señalar que este Mundial será el último de su carrera y por ello quiere hacer algo importante: "Pienso que es mi último Mundial y tengo la espinita de hacer historia con mi selección", indicó.

Márquez no se conforma con pasar de la primera fase, lo que va a ser todo un desafío de México frente a selecciones como Francia o Uruguay, sino que espera llegar más allá de los octavos: "Creo que ya nos toca pasar de los octavos y ojalá así sea".

El ex del Mónaco sigue siendo una gran garantía en México, dónde es el gran líder de la selección azteca. Pero es en el Barca dónde Rafa evidencia que la edad y las lesiones, en particular, pasan factura. Todo ello le harán renunciar a la tricolor dentro de dos meses, cuando dispute su último partido el 11 de agosto en un amistoso frente a España.

Como blaugrana lo ha ganado todo y nadie duda de que el mexicano le ha dado mucho al equipo culé. Por su parte, en México es un ídolo, como lo era Raúl en su día. La diferencia es que el barcelonista sigue siendo una pieza importante para su selección.

En Sudáfrica, Márquez puede entrar en la historia del combinado azteca por dos motivos diferentes. Por un lado, podría convertirse en el primer jugador de la 'tri' en ser capitán en tres Mundiales. Además, si disputa tres partidos igualará a 'Tota' Carbajal como el futbolista azteca que con más encuentros en un Mundial: 11.

Análisis Grupo A: Todos contra los Blues

Por Ander Barroso.-

Sudáfrica: La selección de Parreira afronta como un triunfo el organizar un acontecimiento de las dimensiones de un Mundial, al que llegan con la ilusión de realizar un buen papel. El hecho de ser los anfitriones será un punto extra a favor, pero a priori, son la gran cenicienta del Grupo A.

El combinado africano ha venido a más en los últimos dos años, Parreira ha logrado de su equipo una cierta solidez que no se ve recompensada con pegada en los últimos metros. Pienaar, Modise y Masilela son los buques insignia de esta Sudáfrica.

Uruguay: Uruguay es otro equipo con tiene mucho que decir en este Grupo A. La selección de Tábarez llega al Mundial tras acudir a la repesca. La asociación formada por Diego Forlán y Luís Suárez es, sin duda alguna, la gran amenaza del combinado charrúa.

En lo que se refiere a términos fútbolísticos, Uruguay es una selección que deja mucho que desear. Se caracteriza por ser un bloque con un gran espíritu en el que sus dos delanteros son más de la mitad del equipo. Cavani es el futuro y atrás cuenta con una zaga joven en la que destacan Lugano y Cáceres.

México: Podemos estar hablando de una de las posibles revelaciones de este Mundial. El combinado dirigido por Javier Aguirre tiene buena pinta. El Vasco no sólo se ha encargado de quitarle unos años de encima a la selección azteca, sino que también ha apostado por un sistema ambicioso como el 4-3-3.
La aparición de gente joven como Carlos Vela o Giovanni Dos Santos ha dado otro aire a la tricolor. Guardado será uno de los pilares del equipo, mientras que atrás será Rafa Márquez el gran líder del combinado mexicano.

Francia: El combinado de Domenech puede ser una de las decepciones de este Mundial. Al menos, lo han sido en los choques previos al inicio del Mundial, aunque lo importante empieza ahora y son conscientes que todo puede cambiar.

Sin embargo, los Blues van para atrás en vez de ir a más. Ribery y Anelka son los dos grandes baluartes de una selección en la que la velocidad de Malouda y Gourcouff será otras de sus armas, con Toulalan como cabeza pensante Atrás, Domenech reconvertirá a Abidal en central y Lloris está ante su primer Mundial tras salirse con el Lyon.

A Sudáfrica por la puerta grande


Por Ander Barroso.-

Tras dos primeras pruebas en las que se ganó con una actuación discreta, España recibía a Polonía con la obligación de encontrarse a sí misma en su último test antes del Mundial. Al contrario que en los anteriores partidos, los de Del Bosque afrontaron el choque como si se tratara de un partido oficial y mandaron un aviso a sus rivales haciéndole un set al combinado polaco.

Con la base del equipo que debutará ante Suiza, sólo faltaban Ramos y Fernando Torres, La Roja dio toda una lección de gran fútbol con Iniesta llevando la batuta del combinado español. El manchego asistió a Villa en el primer tanto, mientras que fue el protagonista de la obra de arte en el segundo tanto de Silva.

Sin embargo, un pequeño dolor en la parte posterior al muslo le obligó a ser sustituido antes de la primera mitad. Del Bosque apostó por la entrada de Pedro, que empieza a soltarse con España. El extremo canario será un revulsivo más que interesante en las segundas partes y el martes demostró que no le pesa llevar la camiseta de La Roja.

Es un hombre que, al igual que Navas, aporta frescura y velocidad al ataque español. Asistió a Torres en el quinto tanto y cerró la cuenta goleadora con una vaselina. Sólo le faltaba marcar con la selección, tras hacerlo en todas las competiciones que ha disputado con el Barca y una vez conseguido, su próxima asignatura será hacer un gol en el Mundial. ¿Quién cree que no será capaz de hacerlo?

Xabi Alonso y Cesc también se apuntaron a la fiesta goleadora. El tolosarra tras una jugada a balón parado con Xavi que desvió un defensa polaco. Por su parte, el todavía futbolista del Arsenal aprovechó un gran pase del madridista para batir a Kuszczak.

El 6-0 es un aviso claro de que España está muy fuerte, pese a lo que decían algunos agoreros el jueves tras vencer por la mínima a Corea. Ganar el Mundial será más difícil de lo que supuso levantar la Eurocopa, porque al contrario que hace dos años, ahora todo el mundo conoce al combinado nacional, sus virtudes y la ve como la gran favorita.

Aún así, La Roja tiene una filosofía más que definida y el camino hacia el Mundial lo conoce de sobra: ser fiel a su fútbol de toque y tener paciencia a la hora de encontrar los espacios, por lo que se debe ser ambiciosos y optimistas.

domingo, 6 de junio de 2010

El Mundial de las ausencias

Por Ander Barroso.-

A menos de una semana para que el balón empiece a rodar en Sudáfrica, las selecciones ultiman su preparación. Algunas se encuentran desde hace días en la que será la capital del fútbol durante un mes. Otras, casos de España o Italia, lo harán en los próximos días.

Didier Drogba y Rio Ferdinand, dos estrellas de la Premier, estaban preparándose para el que podía ser su último Mundial, pero dos lesiones les han trastocado los planes. Un palo duro no solo para ellos, sino que también para sus selecciones, dónde eran imprescindibles.

Drogba se rompió el cúbito en un amistoso ante Japón en el que los africanos ganaros por 0-2. Eriksson es consciente que la participación de Drogba en algún partido del Mundial es prácticamente imposible a menos que Costa de Marfil pase de la primera fase, algo complicado al estar en el grupo de la muerte junto a Portugal y Brasil.

El delantero del Chelsea será operado con urgencia para perder el menos tiempo posible y seguir soñando con estar en Sudáfrica, aunque sabe que lo importante será tener una milagrosa recuperación.

Lo de Ferdinand va para rato

Por su parte, el caso de Ferdinand es más grave que el de Drogba, ya que el central del Manchester se rompió los ligamentos de la rodilla en el entrenamiento de este viernes y estará entre 4 y 5 meses en el dique seco.

Capello no ha perdido el tiempo y ha nombrado a Gerrard nuevo capitán de los pross. El seleccionador británico tenía la posibilidad de volver a dárselo a Terry, pero tras su escándalo con la mujer de Bridge, lo que le hizo perder la capitanía, ha preferido darle los galones al centrocampista del Liverpool.

Además, el entrenador italiano no ha tardado en buscarle un sustituto a Ferdinand, que tal y como se preveía, será el central Andrew Dawson. El defensa de los Spurs estará por detrás de un Jamie Carragher al que se le han abierto las puertas de la titularidad de par en par.

Sin embargo, no serán las únicas ausencias por lesión. Porque Beckham, Ballack, Lass Diarra y Essien tampoco estarán en la cita de Sudáfrica, mientras que Pirlo y Robben están a la espera de saber si podrán ser de la partida. Sea lo que sea, son bajas muy importantes para sus selecciones, que les echarán de menos.

Goleada con sabor agridulce


Por Ander Barroso.-

Recital de Holanda antes de viajar a Sudáfrica ante la selección de Hungría. El combinado orange volvió a dar muestras de que es una candidata a estar ahí. El seleccionador Van Maarwijk está exprimiendo al máximo la verticalidad y pegada de sus futbolistas y los resultados no han tardado en llegar.

El ambiente entorno a Holanda es de gran optimismo, si bien es cierto que lo importante empieza dentro de una semana y seguro que el seleccionador se ha encargado de hacérselo saber a sus hombres.

El seleccionador orange volvió a reservar todo su arsenal para la segunda mitad. Holanda salió algo perezosa en la primera mitad y Balasz Dzsudzsak lo aprovechó para adelantar a Hungría en el minuto seis.

No les duró mucho la alegría, ya que Van Persie puso las tablas en el ecuador de la primera parte. Así se llegó al descanso y fue tras él cuando Holanda dio algunas señales de identidad.

Wesley Sneijder lideró el vendaval y precisamente fue el futbolista del Inter de Milán quién puso por delante a su selección en el marcador. Su tanto fue un mazazo para Hungría, que poco pudo hacer ante la ofensiva holandesa que se le venía encima.

Robben brilló a gran nivel con un doblete, pero a falta de cinco minutos para el final sufrió una lesión preocupante en los tendones de su rodilla izquierda y viajó a Sudáfrica con sus compañeros tras el partido, ya que está a la espera de conocer el alcance de su lesión. Sin duda alguna, su lesión fue la parte negativa de un choque ilusionante para una Holanda que teme perder a su hombre más desequilibrante.

jueves, 3 de junio de 2010

El último desafío de Diego


Por Ander Barroso.-

Con el Mundial a la vuelta de la esquina, seguro que Maradona esta empezando a revivir algunas de las sensaciones que se viven antes de participar en una cita de la transcendencia de una Copa del Mundo. Sobre el césped, El Pelusa brilló hasta el punto de ser uno de los mejores jugadores de la historia. Precisamente, con Diego como líder del equipo, la albiceleste ganó el Mundial de México 86.

Ahora, El Pelusa afronta lo que será llevar a su selección a la gloria desde el banquillo. No hace falta ser muy listo para saber que el argentino no es tan fino con la pizarra en las manos que con el balón en los pies. Sin embargo, Maradona puede ser muy útil a sus pupilos en el aspecto psicológico y además sabe cúal es el camino hacia la victoria.

Cuando se confirmó su llegada al banquillo de la albiceleste, Maradona no se imaginó todo lo que iba a sufrir para sellar el billete a Sudáfrica. Ha sido un camino duro, en el que el combinado argentino no ha tenido en ningún momento un esquema de juego definido.

Diego es consciente de ello, al igual que muchos de los problemas vienen de la medular. Desde la marcha de Riquelme, la albiceleste ha carecido de alguien con visión y está claro que esos problemas afectan directamente a los de arriba, dónde está todo el potencial argentino.

Empeño no le ha faltado para corregir esos fallos, pero Argentina sigue sin tener claro a lo que juega. Se ha hartado de probar futbolistas, pero ninguno le ha dado lo que él busca. De ahí que siga sin tener un hombre tipo Xavi, algo que agradecería y mucho la gente de ataque.

Por eso, El Pelusa hará de Argentina un equipo hecho para Messi. Maradona es consciente de que si saben sacar lo mejor de su estrella, éste será capaz de ganar más de un partido él solito.

Claro está que un Mundial no sólo se gana con un futbolista. Pero la filosofía de la albiceleste será el tener asumido dónde están sus limitaciones, por lo que no espereis un fútbol vistoso. Por eso, el seleccionador se centrará en ser sólidos atrás y a la hora de atacar buscar a los Agüero, Messi... y esperar a que la magia de ellos explote. A ellos se aferrará para superar su último gran desafío.

miércoles, 2 de junio de 2010

Especial Favoritos: Alemania


Por Ander Barroso.-

Solidez como virtud

Poco tendrá que ver para Alemania este Mundial con el de hace sólo cuatro años. El hecho de ser anfitrión siempre es un factor extra a la hora de afrontar toda una Copa del Mundo. En ´su Mundial´ fueron terceros, por detrás de Italia y Francia. Se les resistió llegar a la final, pero el llegar hasta las semis se ve, cuatro años más tarde, como algo más que meritorio.

Alemania siempre da que hablar. El combinado germano, con tres ediciones en su palmarés, acude a Sudáfrica con la obligación de realizar un gran torneo. Son conscientes que España o Inglaterra puedan estar un peldaño por encima de ellos, pero también tienen claro que a un partido tienen las armas para ganar a cualquiera.

La selección alemana ha sido una de las pocas que se ha mantenido invicta en la fase de clasificación. Se caracteriza por ser un equipo muy solido, al que no es nada fácil hacerle goles. Además, del centro del campo hacia delante es un equipo con determinación y verticalidad, al que Low ha rejuvenecido, en detrimento de gente como Frings o Kuranyi.

Sin Ballack pierde poderío

La ausencia por lesión de Michael Ballack, con una rotura de ligamentos, deja huérfana una medular que es dónde más curro tiene Low de aquí al inicio del Mundial. El sustituto del capitán alemán podría ser el prometedor Mesut Ozil, toda una realidad consolidada en el Werder Bremen.

Otra ausencia importante es la del guardameta René Adler. Se perderá el Mundial por el mismo motivo que Ballack y Neuer se perfila como su sustituto. Lehmann se auto-descartó como tercer portero antes de que el seleccionador se decantara por alguien y finalmente será Butt, que será el tercer guardameta de Alemania y a sus 36 años participará en una fase final, algo alcance de pocos.

La solidez del equipo empieza desde atrás. Lahm, que suplirá a Ballack en la capitanía, y Hinkel son los laterales, con Mertesacker y Westermann por dentro. Sin duda alguna que estamos hablando un centro de la zaga de muchos centímetros.

Muchas variantes en ataque

En la medular, Kedira hará el trabajo sucio y el protagonismo será para Schweinsteiger. El centrocampista del Bayern es un futbolista con verticalidad, una gran pegada, que se crece en las citas importantes y diferente a los otros 22 seleccionador por Low.

La competencia en ataque se perfila como un buen problema. Klose y Podolski están por delante, pero Cacau y Mario Gómez no son dos delanteros que precisamente, se les queden muy atrás.

Qué Alemania esté en octavos parece algo más que probable. Lo importante llegará entonces y Low tendrá que mentalizar a su equipo de que pueden ganar a cualquiera. El camino lo conocen de sobra, porque si de algo se caracteriza la selección germana es de su gran espíritu competitivo.

Una titularidad más que cuestionable


Por Ander Barroso.-

Víctor Valdés ha dado una lección a los listos que auguraban problemas en la portería de la selección con su convocatoria, al ver "lógica" la titularidad de Iker Casillas, del que se ha desecho en elogios. Con ello, desaparece la hipótesis de los que decían que el portero culé no aceptaría su rol de tercer arquero dentro del combinado español.

Valdés es un tipo realmente impulsivo que sabe convivir en el vestuario por mucho que algunos no hagan otra cosa que mencionar su su extrovertida personalidad. En los últimos años, el guardameta catalán no sólo ha crecido como futbolista sino que también como persona y ser el tercer portero de la selección no va a suponer un problema, como sí que lo era en sus inicios el regresar al segundo equipo tras haber estado tres meses entrenando con el primer equipo.

Sea lo que sea y le pese a quién le pese, Casillas será el portero titular de la selección en Sudáfrica. La magnífica trayectoria del madridista es lo que provoca que no exista debate dentro del vestuario. Su rendimiento en la última década, acompañado de los galones que tiene, hace que nadie se atreva a tambalear su continuidad dentro del once titular.

El porque es simple: Casillas sigue siendo un portero de primer nivel mundial y Del Bosque es consciente que hacer cambios en la portería a dos semanas vista del Mundial no tiene sentido, porque tampoco se debe ser alarmista y decir que Iker está a años luz de Valdés.

Su error en la salida en el primer tanto de Arabia Saudí daba un aliciente más a los defensores a ultranza de Valdés, entre los que me incluyo, ya que en un Mundial la trayectoria es lo de menos y hay que guiarse más por estados anímicos y de forma, dónde creo que el barcelonista está un peldaño por encima de su compañero de posición.

lunes, 31 de mayo de 2010

Argelia: Estar en Sudáfrica es un logro


Por Ander Barroso.-

Para Argelia es un logro de por sí disputar un Mundial, puesto que es algo que sólo lo ha hecho dos veces en toda su historia. Llegar a Sudáfrica ha sido un camino de mucho sufrimiento, sobre todo en el arranque de la fase de clasificación en el cual el panorama no podía ser más negativo con dos derrotas en tres partidos.

Sin embargo, el combinado de Rabah Sadaane terminó plantándose en una última fase donde tenían todas las de perder frente a Egipto, pero dieron la sorpresa cargándose al campeón africano y desatando la locura en su modesta nación.

Todo es muy bonito, salvo su futuro en el Mundial. Resulta prácticamente imposible que puedan pasar de la primera fase. Es un equipo con uno de los potenciales más escasos del torneo y en el que brillan las individualidades de dos o tres futbolistas de nivel medio.

Karim Ziani, futbolista del Wolfsburgo, es la estrella de la selección. Indiscutible en las convocatorias de Sadaane, es una de las pocas amenazas del equipo. Otros hombres a tener en cuenta son Saifi, por su dilatada experiencia y Yahia, el amo de la defensa.

Su contundencia física se debe conectar con una solidez con la que el seleccionador empiece a hacer de Argelia un equipo hecho y derecho. Están a la espera de que les salga una estrella de primer nivel. Hasta entonces, acudir a un Mundial será ya todo un logro para ellos y todo lo que venga después será un extra.

lunes, 26 de abril de 2010

Los Lunes al Sol (I)


Por Ander Barroso.-

Jeffren empieza a ser otra realidad

El Barca, con la cabeza más puesta en el choque del miércoles ante el Inter, sufrió más de la cuenta para derrotar a un Xerez que demostró la suficiente personalidad como para, al menos, seguir en la lucha por la permanencia.

Guardiola reservó a Piqué y Messi, entre otros, y volvió a darle bola a un Jeffren que siempre que sale da que hablar. Al lado de éste, Henry e Ibrahimovic estaban siendo observados con lupa por todo el Camp Nou.

No fueron ni el francés ni el sueco los que adelantaran al Barca en el marcador, sino que fue el venezolano quien, tras una gran acción individual se plantó con decisión delante de Renan y se la cruzó a un lugar inalcanzable para el guardameta del Xerez.

Raúl vuelve a ser decisivo

No tenía buena pinta el partido de La Romareda para el Real Madrid, que se quedó sin Van der Vaart, lesionado, en la primera parte. Pellegrini tenía la opción de Kaká o Benzema para sustituir al centrocampista holandés, pero se decantó por Raúl y a buen seguro que no se arrepintió.

Y es que el capitán volvió a aparecer en el momento preciso y en el lugar oportuno para encarrilar la victoria. Llevaba tiempo sin marcar y puede que no sólo fuese su último tanto con la camiseta blanca, sino que también su último partido, ya que minutos después tuvo que ser sustituido al resentirse de su lesión en el tobillo.

Sea lo que sea, el todavía capitán blanco se despidió en el mismo escenario que le vio debutar hace dieciséis años y pese a que este año apenas está contando con protagonismo, volvió a aportar su granito de arena cuando más le necesitaban los suyos.

El Villarreal sueña con la Champions

Juan Carlos Garrido
ha sido el gran artífice de darle la vuelta a lo que Valverde no supo engrasar y con la victoria del Sardinero, el Submarino no sólo se consolida en puestos de Europa League, sino que tras los tropiezos de Sevilla y Mallorca, ve más cerca el cuarto puesto.

Buena culpa de ello la tienen los cinco triunfos que han conseguido en los últimos seis partidos. Gran mérito, si se tiene en cuenta que está sin Senna en la medular y con un Cazorla que todavía no ha alcanzado su mejor nivel.

La arriesgada apuesta del técnico castellonense en salir con tres delanteros, si bien es cierto que Nilmar actúa más como extremo que como atacante, se está viendo recompensada y el Villareal es la gran amenaza del Barca, al que recibirá el sábado, y una de las pocas esperanzas del Real.

Clemente está más cerca del milagro

No se sabe lo que le ha dado Javier Clemente a este Valladolid, que desde la llegada del de Barakaldo no sabe lo que es perder. Esta vez, la víctima fue un Sporting al que la temporada se le está haciendo demasiado larga y todavía no ha certificado la permanencia.

Consciente de los problemas del equipo atrás, Clemente ha corregido varias carencias y meterle mano al Valladolid no es una tarea tan sencilla como hace apenas un mes. Sin embargo, la gran clave está en la confianza que le ha devuelto al bloque.

El partido era de 0-0, pero los vallisoletanos dieron un paso hacia arriba en el último cuarto de hora que se vio recompensado con dos tantos. El primero de Manucho con un cabezazo impecable y Baraja puso la puntilla tras aprovechar un error de Juan Pablo.

miércoles, 21 de abril de 2010

El Inter 'pega' primero


Por Ander Barroso.-


El Inter de Milan demostró a todo Europa que marcarle tres tantos a este Barca no es una tarea imposible. Guiados por un gran planteamiento de Mourinho, que le ganó la partida a Guardiola, los nerazzurros no sólo se encargaron de incomodar al equipo culé con una presión al hombre con la que les desestabilizaron su salida de balón, sino que también llegaron con más criterio del esperado a la portería de Víctor Valdés.

De entrada, Mourinho rompió todas las hipótesis previas al choque apostando por tres teóricos delanteros, siendo Diego Milito el futbolista más adelantado. Estuvieron muy encima de los culés cuando éstos tenían el balón y siempre que robaban buscaban con verticalidad a los de arriba. El desgaste físico fue brutal, pero curiosamente fue en la segunda mitad dónde más daño hicieron.

Pese a ganar la tostada al Barca desde el principio (Milito tuvo dos muy claras), fueron los hombres de Guardiola los primeros en dar el puñetazo sobre la mesa. Fue tras una gran acción de Maxwell que acabó en un pase de la muerte a Pedro. Pocos méritos habían hecho para ponerse por delante, ya que en ningún momento habían demostrado ser los amos del partido, aunque para una vez que las cosas no iban bien y necesitaban un poco de suerte, ésta no les podía darles la espalda.

Sin embargo, el Barca siguió sin encontrar las sensaciones que bien conoce. Ibrahimovic pasó con más pena que gloria por la que ha sido su casa durante un tiempo y el cambio de Guardiola al cuarto de hora del segundo tiempo tenía que haberse producido antes. Si bien es cierto que tampoco se le pueden echar todas las culpas al sueco, porque ayer no fue el día de nadie. Ni el de un Messi que acabó desesperado ante la superioridad táctica del Inter.

El tanto de Pedro no cambió el panorama del encuentro. Los locales siguieron con las cosas claras, el Barca siguió sin tener la fluidez de otras veces; mientras, a Valdés se le empezaba a acumular el trabajo. A los de Mourinho les faltaba terminar con acierto sus jugadas, pero Sneijder cambió la dinámica con un tanto que hacía justicia.

Así se llegó al descanso y, visto lo visto, el 1-1 era un resultado demasiado generoso para el Barca. Conscientes de su gran primer tiempo, los nerazzurros salieron con mucha confianza en una segunda mitad dónde terminaron de cogerles la medida a los barcelonistas. Por si fuera poco, se encontraron con un arbitraje casero que terminó influyendo en el resultado final.

Se comió un posible penalti a Alves que acabó en cartulina amarilla para el brasileño, mientras que en el tercer tanto del Inter, el brazo de Milito estaba unos centímetros por detrás de Piqué. No debió subir al marcador, pese a que se lo merecía, ya que antes había dado dos asistencias de gol. Y es que el argentino también fue el encargado de asistir a Maicon en un rápido contragolpe que terminó de manera magistral el lateral más cotiziado de Europa.

El Barca trató de profundizar, tuvo alguna ocasión de recortar distancias, pero el Inter también pudo cerrar la eliminatoria. Al final el 3-1 no se movió y los blaugranas se abonan a una remontada más que posible. Pero el Inter no pondrá las cosas fáciles, defensivamente son un muro y la libreta de Mourinho es otro quebradero más para Pep. Nadie dijo que llegar a la final del Bernabéu fuese a ser fácil...

martes, 20 de abril de 2010

Un 4-1-4-1 para 'secar' al Barca



Por Ander Barroso.-

La primera temporada de José Mourinho en el Inter de Milán está cumpliendo con las expectativas que se depositaron con su llegada y a día de hoy el Inter es un equipo compacto, sin fútbol pero con mucha pegada. Sin embargo, al igual que el Barca, todavía no ha ganado nada y será en este último mes de competición dónde tenga que rematar la faena tanto en el Calcio como en la Champions.

El sábado nadie se acordó de la semifinal que se disputará a partir del martes, ya que el Inter tenía en un compromiso crucial en su mano a mano con la Roma por hacerse con el Scudetto.
Llegaba la Juventus al Giuseppe Meazza con la intención de aguar la fiesta a los de Mourinho, pero la impotencia de los turineses se reflejó en todo momento, apostaron por un partido trabado que dificultó las cosas a los de casa, que no vieron puerta hasta que la segunda parte llegaba al ecuador tras un golazo con Maicon. Después, Eto`o pondría la puntilla a los de Zaccheroni.

Poco tendrá que ver lo del sábado con lo que se pueda ver este martes. Mourinho recibirá al equipo de Guardiola con un 4-1-4-1 mucho más defensivo que ofensivo. La gran novedad será la presencia de Maicon como interior derecho, algo que el técnico portugués ya probó en Copa ante la Fiore y le salió bien, mientras que Córdoba será el elegido para ocupar la posición habitual del brasileño en el lateral.

No cambiara nada en el centro de la zaga, dónde Lucio y Samuel son inamovibles y más en una eliminatoria cómo éstas, dónde la experiencia es un punto más a favor. En la medular, Cambiaso estará detrás de una línea de cuatro hombres que será para el citado Maicon y Eto`o en las bandas y Sneijder y Stankovic por dentro.

Mientras que Diego Milito debería ser la gran referencia de los italianos. El argentino es el máximo goleador del equipo, superando a un Eto`o cuyas misiones no tienen tanto que ver con el gol como en el Barca. Aunque en Italia se rumorea que Mourinho baraja seriamente la opción de Balotelli y podría sentar al ex del Génova y Zaragoza. Sea lo que sea, el desafío de las semis me parece más complicado para los culés que una hipotética final en el Bernabéu frente a Bayern o Lyon.

lunes, 19 de abril de 2010

¡Hay Liga!



Por Ander Barroso.-

El Real Madrid no desaprovechó la oportunidad de recortarle dos puntos al Barca tras su empate en Cornellá y se sitúa a un solo punto del equipo blaugrana a falta de cinco partidos para que acabe la Liga. Una semana después del golpe que dieron sobre la mesa de los de Guardiola en el clásico, el Barca vuelve a sentir muy de cerca la estela de los blancos.

Y es que si ganar al Valencia era obligatorio antes del pinchazo de los culés, tras confirmarse el empate, los de Pellegrini sabían que estaban ante una oportunidad que sólo se les iba a presentar una vez y todo lo que no fuese ganar significaría no subirse al tren de la Liga. Enfrente estaba un gran equipo, cuya velocidad de tres cuartas partes hacia arriba era lo que más temía la zaga blanca, que ante ese temor volvió a cumplir de notable alto.

El Valencia se mostró como un equipo sin maldad y con poca sangre ante un Madrid que sin una elaboración sólida y fluida, se hizo con el control del partido y buscó con más insistencia que criterio la portería de César. Pero no fue hasta que un gran robo de balón de Guti, que asistió a Higuaín para que éste pudiese reencontrarse con el gol.

Otra vez el 'Pipita' salvando los muebles, pero me detengo en el papel de Guti. El ‘14’ blanco disputaba uno de sus últimos partidos con la camiseta del Madrid y volvió a ser decisivo para el equipo, esta vez saliendo de entrada junto a Gago y Xabi Alonso en la medular. Gran acierto el de Pellegrini, que con la presencia de los tres hace de la medular un equipo más completo y con más recursos.

El Valencia fue una sombra de sí mismo. Le faltó ser más ambicioso y sobre todo, creer en sus opciones. No supo explotar sus armas y demostró por qué está a veinticuatro puntos de la cabeza. Los de Emery no tuvieron mucho ingenio y el único peligro llegó, contadas ocasiones, buscando la espalda de una defensa adelantada.

Los ché se soltaron un poco más en los segundos cuarenta y cinco minutos. Pero no pudieron con Casillas y el Madrid, con más espacios, también vio la portería de César con más facilidad. Así, Cristiano no fue menos que Higuaín y se marchó con un gol más en su haber. Aunque esta vez, los méritos hay que dárselos a Marcelo, que tras una gran jugada le dio el pase de la muerte al portugués, perfecto en el toque final.

El Bernabéu volvía a soñar con el título. Con quince puntos todavía en juego, el Real debe de ganarlo todo y así, obligar al Barca a hacer más de lo mismo. Sobre el papel, los de Guardiola tienen un calendario más complicado, ya que todavía tienen que visitar al Sevilla y al Villarreal, mientras que el Madrid acudirá a Zaragoza, Mallorca y Málaga. Todo puede ser en una Liga que no podía tener otro final después del gran espectáculo que se está viendo.

jueves, 15 de abril de 2010

Rozando la perfección


Por Ander Barroso.-

Al Barca le queda un partido menos para volver a ser campeón de Liga, después de resolver con solvencia el partido más difícil que tenía que disputar en el Camp Nou. Poco pudo hacer un Deportivo que desde el primer minuto se encontró con un equipo que está un par de peldaños por delante que los demás.

En una primera mitad para grabar y guardar, los hombres de Guardiola llegaron a acariciar la perfección, deleitando a su público con un fútbol privilegiado. Da igual que no estuviesen Iniesta e Ibrahimovic, nadie les echó de menos. Porque una de las grandes claves del éxito del cuadro blaugrana es que salga quién salga, la identidad sigue siendo la misma.

Esta vez, la novedad fue Jeffren, al lado de Xavi y Touré Yayá en la medular. El venezolano volvió a soltarse, demostrando tener personalidad y participó en el primer tanto al conectar con Xavi, quién con un control orientado se puso de cara a la portería y vio el desmarque de Bojan a la espalda a la defensa para terminar superando a Aranzubia.

El monólogo del Barca no había hecho más que empezar. Messi volvió a tener mucha libertad, algo que le permite participar con más frecuencia en el juego del equipo y eso nos está sirviendo para comprobar que el argentino también es un hombre de equipo y su aportación en la creación ha ganado peso.

El 1-0 con el que se llegó al descanso no hacía justicia con lo que se había visto. Pedro tuvo una ocasión clarísima que envió al poste, al igual que Dani Alves en una espectacular acción con Messi que acabó con una chilena del brasileño que golpeó en la cruceta.

La segunda mitad no fue tan intensa como la primera. El Barca perdió el control del partido durante momentos y el Depor se lo creyó. Los de Lotina eran conscientes que la iban a tener y acabaron teniéndola. Fue Riki, en un balón dentro del area, que no lo empalmó bien.

Perdonar acciones como esas ante el Barca es un privilegio demasiado grande, y los culés terminaron sentenciando. Fue Pedro, tras un largo saque de Valdés que obligó a Aranzubia a salir del area y despejarlo, ante la veloz llegada de Alves. El balón cayó en las botas del canario, que le pegó de primeras desde treinta metros, clavando el balón al lado del poste.

El Depor murió, Guardiola se acordó de Henry, marginado en el banquillo, a falta de un cuarto de hora y Yayá Touré cerró la cuenta goleadora tras cazar un balón en un saque de esquina. 3-0, un partido menos y el equipo sigue demostrando que no tiene límites.

miércoles, 14 de abril de 2010

La continuidad de Pellegrini es clave



Por Ander Barroso.-

Perder por segundo año consecutivo el clásico en el Bernabéu, algo que no había ocurrido en la historia (he ahí un record más para el ‘Pep’ Team), vuelve a hacer presagiar que el Real Madrid tampoco levantará ningún título esta temporada, y ya van dos años, a no ser que el Barca pinche más de la cuenta.

Un hecho muy duro, si tenemos en cuenta las expectativas que se habían levantado tras la llegada de Florentino y la irrupción de cracks como Cristiano, Kaká o Benzema. Junto a ellos, Manuel Pellegrini para dirigir la nave blanca, avalado por su gran trayectoria en el Villarreal.

Nueve meses después, el técnico chileno sufre en sus carnes tres noches para olvidar que pueden costarle con mucha seguridad su cargo en el banquillo. Y es que tras el ‘Alcorconazo’, llegó la decepción de octavos frente al Lyon, dónde acabó el sueño de disputar la final de Champions en casa. La Liga era, por tanto, el única arma que quedaba en el vestuario para salvar la temporada y el clásico fue la puntilla definitiva.

Si bien es cierto que todavía no está sentenciado, que Pellegrini no seguirá sentado la próxima temporada lo sabe hasta Rita la Pollera, a no ser que los blancos conquisten la Liga como hace dos años con Capello, algo este año poco fractible.

Sin embargo, analizando el tema con frialdad, creo que los números del Madrid en Liga (mejor puntuación en la historia del club) son lo suficientemente buenos como para seguir confiando en un técnico que no lo ha tenido nada fácil porque engrasar tantas piezas en tan poco tiempo no es sencillo, se llame como se llame el jugador de turno.

Es cierto que la misión de ganar al menos un título puede que no se cumpla tras el fiasco del clásico, pero la falta de estabilidad en el banquillo blanco, en los últimos seis años ha tenido ni más ni menos que nueve entrenadores, obliga a dar un voto de confianza a un Pellegrini que la próxima temporada le sacará más juego al equipo si le traen el tipo centrocampista que viene pidiendo.

Y es que si se quiere luchar por algo el año que viene, la continuidad del chileno y la llegada de un centrocampista creador son claves. Xabi Alonso es indiscutible en su posición, porque es un hombre que roba muchos balones, algo que agradecen los defensas y tiene un espectacular pase largo. Pero le falta un Gerrard, como hacía Benítez en el Liverpool, que sea más directo y cuente con más llegada. El hombre perfecto sería Cesc, pero su camino parece tener destino blaugrana.
Los detractores del chileno me dirán que no está capacitado para llevar un equipo como el Real Madrid, pero un tipo que lleva a un Villarreal hasta las semis de la Champions está más que capacitado para llevar una entidad como el Real, porque aquí lo que importa es saber de fútbol y el chileno, de ésto, sabe un buen rato.

domingo, 11 de abril de 2010

El Barca se apodera de la Liga


Por Ander Barroso.-

El Barca dio un paso importantísimo para sumar su segunda Liga consecutiva en un Clásico en el que sólo existió un equipo. Porque el Real Madrid no existió. Los blancos llegaban al decisivo encuentro convencidos de que plantarían cara al equipo culé. Y es que a falta de un estilo definido, la pegada era la principal arma de los blancos para desarbolar al ‘Pep Team’.

Guardiola sorprendió de antemano con un once titular inesperado. Sentó en el banquillo a Iniesta y colocó a Alves de extremo. El técnico culé, consciente de que Cristiano podía ganarle la espalda al brasileño, ante las frecuentes internadas del lateral blaugrana por la derecha y optó por situar a Puyol en la posición de Alvés.

El respeto de ambos equipos se evidenció en los primeros compases de un partido en el que el Barca fue comiéndose poco a poco a los madridistas. Los culés se hicieron con la posesión del balón, pero se encontraron con un Madrid bien plantado atrás que apenas concedía espacios para llegar al marco de Casillas.

Por su parte, el ataque madridista se basaba únicamente en buscar las caídas a la banda de Cristiano al contragolpe. Sin embargo, el extremo luso no tuvo su noche y buena culpa de ello la tiene el gran planteamiento defensivo de los culés. Y es que si el portugués se iba del lateral, aparecía Pique, perfecto en las coberturas y en la salida de balón, para pararle.

No me gusta hablar de individuales en el Barca, porque es un equipo que brilla por el colectivo. Pero, todos los equipos tienen tres o cuatro hombres que son la base y en el Barca no es menos. Piqué atrás, Xavi en la medular y Messi arriba marcaron las diferencias en los momentos oportunos (tampoco me olvido de un Valdés que está espectacular).

Del central blaugrana ya he hablado, pero todavía me quedan Xavi y Messi. El primero volvió a dar todo un recital de cómo debe jugar un centrocampista de sus características. Fue el ‘amo’ del balón y suyos fueron los pases más importantes. Los dos tantos llegaron de sus botas y le comió la tostada a Gago.

Mientras que el delantero argentino volvió a ser el más desequilibrante de su equipo, demostró que esta por encima de Cristiano, y pudo irse del Bernabéu con un hat-trick si Casillas no hubiese tenido su noche. Una pared con Xavi y un desmarque al espacio para pinchar el pase con el pecho y, a su vez, romper la costilla a Albiol para batir al guardameta blanco sin muchos problemas.

El tanto de Messi fue fundamental, porque mató a los blancos, que nunca dieron la sensación de tener el partido en su posesión. El Barca volvió a hacerse con el Bernabéu, se gustó y así se llegó a la segunda parte. Tras el descanso, Guardiola hizo cuatro cambios de posiciones respecto a la primera mitad y el equipo culé fue a más.

Así, un buen desmarque de Pedro a la espalda de Albiol fue bien visto, cómo no, por Xavi, en su segunda asistencia. El extremo canario encaró a un Casillas que no pudo hacer nada ante un disparo cruzado con el interior del canterano.

A partir de ahí, cada madridista hizo la cuenta por su guerra sin mucho éxito y Pellegrini no tenía otra cosa de la que tirar que de Raúl y Guti. El Barca pudo irse con cuatro sin forzar la maquina, y al ‘7’ blanco le anularon un tanto que tendría que haber subido al marcador. Era indiferente, porque los tres puntos tenían el destino escrito y la Liga parece que también.

viernes, 9 de abril de 2010

Messi y Cristiano se citan en un Clásico para la historia


Por Ander Barroso.-

El Barca regresa al Santiago Bernabéu con el plácido recuerdo del 2-6 de la pasada temporada. Igualados a puntos, el que se lleve los tres puntos del clásico tendrá mucho ganado. Los de Guardiola son los favoritos, pero esta vez se enfrentarán a un Real Madrid con mucha más pólvora arriba que sin hacer demasiado ruido puede marcar tres sin forzar la maquinaria.

El cuadro de Pellegrini ha ido a más a medida que ha transcurrido la temporada. Sin hacer un fútbol espectacular, los blancos han mantenido la estela del Barca en buena medida por la pegada de sus dos delanteros. Estamos hablando de la delantera con más gol de la Liga. Higuaín (24 goles) y Cristiano (18 goles) son los grandes culpables de que el Madrid siga luchando codo con codo con el Barca.

Futbolísticamente, los de Guardiola están un par de pasos por delante de un Madrid en el que no estará Kaká, que sigue sin recuperarse de una pubalgia que le viene causando problemas desde hace bastante tiempo. Sin el brasileño, Van der Vaart será el único jugón que esté en la medular, pues las otras dos posiciones serán para Xabi Alonso y un renacido Gago.

La vitola de favorito la lleva colgada el Barca, que para eso es el vigente campeón de todas las competiciones en las que estuvo inmerso la pasada temporada. Además, Guardiola se ha encargado de avisar que no saldrán a especular e irán a por el partido desde el primer minuto. Para ello, tener la posesión de balón será decisivo.

La gran incógnita será el partido que planteen los locales. Si deciden darle el balón al Barca y se centran en los contragolpes o por el contrario asumen el rol de locales y llevan la iniciativa del partido, con los riesgos que puede acarrear. Personalmente, creo que los blancos deben de olvidarse de los complejos e ir a por el partido, como si de una final se tratara.

En el Barca, Ibrahimovic no va a llegar a tiempo y Pep apostará por Pedro, Iniesta y Messi como tridente ofensivo. Detrás de éstos, Touré, Busquets y Xavi llevarán la manija, mientras que atrás Puyol será el anti-Cristiano en el carril izquierdo, Alves se mantiene en la derecha y Pique vuelve al centro de la zaga acompañado por un Milito que se ha convertido en el mejor fichaje culé para este tramo final de temporada.

Todo puede pasar en un partido en el que Messi y Cristiano, los dos futbolistas del momento y del futuro, vuelven a verse las caras. Las comparaciones al término del partido no dejaran de cesar. Ahora mismo, el argentino está un peldaño por encima del luso, cuya prepotencia no se compatibiliza con la humildad del ‘10’ blaugrana.

Messi viene de meterle cuatro al Arsenal, en lo que llevamos de curso suma la friolera cifra de cuarenta tantos. Arbeloa será el encargado de tratar de pararle, aunque tal y como está, no será una tarea sencilla. El Bernabéu le teme y hace bien en temerle, porque de su rendimiento depende mucho de lo que luego pueda ocurrir.

jueves, 8 de abril de 2010

El Bayern se venga del United


Por Ander Barroso.-

El Manchester se las prometía felices cuando a los siete minutos ya ganaba por dos tantos de diferencia. Y es que los de Ferguson no pudieron estar más precisos en sus dos primeros disparos. El primero fue de Gibson, que no se lo pensó dos veces desde fuera del area a los tres minutos. Cuatro más tarde, una internada de Valencia fue acabada de tacón por Nani.

El panorama de la eliminatoria cambió radicalmente en un suspiro. El Bayern estaba obligado a pasar a la acción si quería seguir vivo. Si hay algo que no se le puede reprochar a Van Gaal es que salió con todo pese a no necesitar la victoria. El equipo bávaro es peligrosísimo al contragolpe, porque tiene mucha velocidad arriba.

Van der Saar volvió a estar sublime a sus treinta y nueve años, me quito el sombrero ante el guardameta holandés, evitando en más de una ocasión el tanto del Bayern. Y a cinco minutos para el descanso, una genialidad de Nani ponía la eliminatoria muy cuesta arriba para los de Van Gaal. El extremo portugués lideró al United en una noche en la que Rooney no estuvo. Una clara evidencia de que Fergie no tendría que haberle ni siquiera convocado.

El Bayern sorprendió acto seguido y volvió a poner las cosas tal y como estaban antes del tanto del segundo tanto de Nani. Olic aprovechó una buena peinada de Muller, un chaval al que hay que seguir muy de cerca porque promete, que le sirvió para meter nuevamente a los alemanes en el partido.

Los de Van Gaal salieron con confianza en la segunda parte y movieron con criterio el balón. Buscaron bien las cosquillas a la defensa rival, caso aparte el de Ribery, que fue una pesadilla para los Red Devils, seguro que todavía le están buscando por Old Trafford. El Manchester se hinchó a faltas y así, Rafael dejó a su los locales en inferioridad numérica con cuarenta minutos largos todavía por delante.

Los de Van Gaal avisaron, pero no terminaban. Sin embargo, no perdieron la paciencia. Fue como si supiesen que el tanto acabaría llegando. El partido seguía pasando y los de Ferguson iban retrasando cada vez más sus líneas, hasta que a falta de un cuarto de hora para el final, Robben se sacó una volea cruzada que entró en el poste derecho de un Van der Saar que fue un espectador más.

El United trató de reaccionar con la entrada de Giggs y Berbatov, pero esta vez el Bayern le tenía cogida la matrícula y no se repitió lo de hace once años en la final de la Champions en el Camp Nou. El fútbol es justo y estaba en deuda con los bávaros. Ahora se verán las caras frente a un Lyon que disputará su primera semifinal de Champions tras perder por un sólo tanto de diferencia frente al Girondins.

miércoles, 7 de abril de 2010

Messi llega a lo más hondo



Por Ander Barroso.-

Minuto dieciocho. Una falta de Diaby sobre Gaby Milito en la medular no es vista por el árbitro y el centrocampista francés ve rápidamente un desmarque de Bendtner a la espalda de la defensa. Todos salen salvo Márquez, que rompe el fuera de juego y posibilita que el delantero danés se plante solo delante de Valdés, quien acierta en el primer intento del futbolista gunner, pero la fortuna le vuelve a sonreír ya que el rechace vuelve a caerle en los pies y esta vez, en boca de gol, no perdona.

Es entonces cuando empiezan a aparecer las dudas en un Barca que por primera vez en toda la eliminatoria está fuera de las semis. Además, el Arsenal no se parece al equipo al que en la ida le disparó once veces en un cuarto de hora. Sin embargo, las dudas no tardan en desaparecer. El tiempo que Messi estuvo sin tocar un balón en condiciones. Porque el primero que tocó, tras un error de Silvestre, lo envió a la escuadra de la portería.

Ahí empezó todo. Messi se echó el equipo a sus espaldas cuando peor estaban las cosas y en tiempo record consiguió todo un hat-trick. Veintiún minutos para ser más concretos. Porque los de Wenger se aferraban a irse al descanso con el marcador en empate, pero en apenas cinco minutos, el extremo argentino sentenció la eliminatoria.

Primero tras un centro pasado de Abidal que controló Pedro, para dársela al ‘10’ culé, que volvió a estar sobresaliente a la hora de encarar a un Almunia que habrá tenido pesadillas con el vigente Balón de Oro. Pero Messi necesitaba un tercer tanto para irse tranquilo a los vestuarios y éste llegó, tras un robo de Keita con la cabeza que, a su vez, se convirtió en una gran asistencia que permitió el mano a mano al argentino con el portero navarro, al que volvió a engañar con una bella vaselina.

Los de Wenger no tiraron la toalla en la segunda parte, dónde asumieron la iniciativa del partido. Pudieron recortar distancias, pero no pudieron con Valdés y la entrada de Touré por Bojan sirvió para que el Barca durmiera el partido y la eliminatoria. Mientras que, Messi esperó hasta última hora para cerrar una noche mágica con el cuarto tanto, el que directamente provocó el éxtasis.

Y llegó el pitido final. El momento en el que el Arsenal, todo el Camp Nou y el fútbol mundial, se rendía ante los pies del mejor jugador del planeta. Un futbolista que a sus veintidós años es un genio dentro de los campos y sigue siendo aquel chico tímido y humilde que aterrizó con trece años en la Ciudad Condal procedente de Rosario. He ahí el gran mérito de un chaval que va camino de convertirse en el mejor de todos los tiempos. Palabra de Diego Armando Maradona.

lunes, 5 de abril de 2010

Previa Champions: Vuelta de Cuartos


Por Ander Barroso.-


Barcelona – Arsenal (2-2)

El Barca tendrá que rematar lo que tenía prácticamente hecho hace una semana con el 0-2 en el Emirates. El 2-2 mantiene a los de Guardiola como grandes favoritos, por el valor doble de los goles como visitante, pero no se puede fiar de los Gunners, que han de salir con una iniciativa clara de ir a por el partido porque sólo les vale ganar y todo lo que sea un empate con a más de dos goles.

El equipo blaugrana afronta este decisivo encuentra sin Puyol y Pique atrás, ambos sancionados. Por lo que, Guardiola tendrá que apostar por Márquez y Milito en el centro de la zaga, escorados por Alves y Abidal en los laterales. En la medular, Iniesta ha entrado en la convocatoria, pero es seria duda, mientras que Ibra no forzará para poder estar así en el Santiago Bernabéu.

Por su parte, los Gunners llegan a la Ciudad Condal si Cesc Fabregas, lesionado en el choque de la ida. Pese a ello, el Arsenal ha demostrado que es capaz de hacer grandes partidos sin su estrella (le metió siete tantos al Oporto en octavos).

No será esa la única baja, ya que Arshavin, Gallas y Song se han caído de la lista también por lesión. Silvestre podría sustituir al francés en el centro de la defensa acompañando a Vermaelen, mientras que Nasri podría hacer de Cesc y su posición habitual, más adelantada, sería para Denilson.

CSKA de Moscú – Inter de Milan (0-1)

El Inter viaja a Moscú con los deberes por acabar. Y es que los de Mourinho encarrilaron la eliminatoria en Italia con un tanto de Diego Milito. Sin embargo, el CSKA sólo tiene que marcar un tanto para empatar la eliminatoria y seguro que el técnico nerazzurro sale con todo desde el principio.

Por parte de los italianos, regresan al once inicial Lucio y Thiago Motta, ausentes en la ida por diversas molestias físicas. Además, Balotelli podría tener unos minutos después de pedir perdón y de que su técnico aceptara las disculpas, aunque se espera un Inter amarrategui en el que podría ser suplente hasta Eto`o, de manera que Milito sea el único delantero sobre el césped.

Los rusos apelarán al milagro de la remontada desde el primer minuto y tendrán un gran ambiente a favor. El Inter les dará la posesión y marcarle un solo tanto va a ser realmente complicado porque es un equipo que se cierra muy bien atrás. Si a ello le sumamos que no estará su principal estrella, Milos Krasic, el panorama pinta bastante desolador para los moscovitas.

Man. United – Bayern (1-2)

El Manchester buscará la remontada sin su máximo goleador y principal líder del equipo. Y es que si bien es cierto que Rooney ha entrado en la lista, se antoja poco probable que el delantero británico puede estar a disposición de Ferguson, aunque vista la dependencia que tienen en él nada sería de extrañar.

Si se cumple la lógica, Berbatov actuará como único delantero de los Red Devils, cuya principal arma para llegar a la portería de Butt será la velocidad de sus bandas, con Valencia y Nani. En la medular estarán los tres de siempre: Carrick, Fletcher y Scholes.

El Bayern acude a Old Trafford con un gran resultado a su favor y tiene muchas opciones de volver a semifinales. Para ello, Van Gaal recupera a Robben y Schweinsteiger, mientras que Muller y Olic serán los dos delanteros del equipo. La velocidad de los hombres de ataque puede hacer mucho daño al United al contragolpe. He ahí la gran arma del cuadro alemán.

Girondins – O. Lyon (0-2)

El Girondins quiere levantarse tras una semana nefasta en la que tras perder en Copa y verse relegados por el rival de esta noche en el primer puesto de la clasificación liguera. Para ello, el equipo de Laurent Blanc tendrá que vencer por dos goles y mantener su portería vacía. Un tanto del OL obliga a los locales a ganar por tres de diferencia.

El técnico local es ambicioso y cree en la remontada, siempre que el equipo tenga su día: “Si mis jugadores tienen ganas de demostrar que son capaces de hacerlo, es el momento perfecto. La hazaña entra dentro de mis posibilidades”, señalaba un Blanc que recupera a Planus en el centro de la zaga.

Por su parte, los de Claude Puel han llegado a Burdeos sin Lisandro y Govou, sancionados, y el lesionado Makoun. Toualan llevará la manija en el centro, al lado de Kallstrom y Pjanic, mientras que Bastos, Delgado y Gomis serán los hombres más adelantados de un Lyon que buscará meterse en su primera semifinal de Champions.

domingo, 4 de abril de 2010

Sorpresa en Old Trafford y regreso feliz de Balotelli


Por Ander Barroso.-


Man. United 1-2 Chelsea: El Chelsea de Carlo Ancelotti se llevó tres puntos muy trabajados de Old Trafford frente a un United que demostró tener una gran dependencia en su delantero estrella, Wayne Rooney. Sin el delantero británico, lesionado el pasado martes en el partido frente al Bayern, los Red Devils tuvieron menos poderío ofensivo y seguro que Terry y Alex se sintieron aliviados ante la baja del máximo goleador de la Premier.

Los Blues salieron sin ningún tipo de complejo desde el principio, con decisión y sabiendo lo que tenían que hacer. De hecho, parecía que el partido se estaba jugando en Stamford Bridge y no en el Teatro de los Sueños. Ancelotti volvió a arriesgarse sentando a Drogba en el banquillo, para colocar a Joe Cole como mediapunta y Anelka como único delantero. Y volvió a salirle bien la jugada, porque el británico estuvo de notable alto y una gran jugada de Malouda entrando hasta la cocina fue acabada con elegancia tacón por el ‘10’ del Chelsea.

El United trató de llevar la iniciativa, pero sin demasiado éxito. Así, el cuadro londinense contó con las ocasiones más claras, pero le costó dar el puñetazo sobre la mesa. No fue hasta el minuto 78, cuando una gran triangulación de los visitantes acabó con un desmarque de Drogba a la espalda de la defensa y un fusil que silenció Old Trafford.

Sin embargo, la emoción duraría hasta el final, porque el ManU consiguió recortar distancias en una buena internada por la izquierda de Nani que fue rematada, con un tanto de fortuna, por Macheda. El Manchester buscó la igualada hasta el final, pero el Chelsea impidió que fuera así. Tampoco hubiese sido justo, porque los de Ancelotti se hicieron con el poder de Old Trafford y vuelven a recuperar el liderato a falta de cinco partidos para el final.


Inter de Milán 3-0 Bolonia: El Inter cumplió, tal y como estaba previsto dentro del guión, y mantiene el liderato del Calcio, aunque tras su estela se encuentra una Roma que tampoco falla (venció por la mínima al Bari con un gol de Vucinic) y le sigue un solo punto por detrás.

La tarde en la que Balotelli volvió a sentirse futbolista del Inter, después de pedir disculpas a un Mourinho que le ha tenido apartado hasta este sábado. El delantero nerazzurro salió desde el principio acompañando a un Diego Milito que no tuvo una tarde demasiado acertada de cara al gol.

El Bolonia dio un susto importante con el marcador a cero en una falta escorada hacia la derecha que impactó en el poste izquierdo de Julio César. Sin embargo, el partido era del Inter, que llegaba pero no definía. Y con esas, los locales tiraron de la pegada de Motta, que aprovechó un rechace en la frontal para buscar fortuna con un disparo cruzado que no pudo detener Viviano.

Los de Mourinho habían hecho lo más difícil con sólo media hora de partido y los últimos quince minutos de la primera mitad fueron un asedio por parte de Inter, que falló en exceso. Así que no fue hasta la segunda parte, cuando un gran pase de Milito con el exterior fue culminado por `Super Mario´. Y aún había tiempo para que Motta cerrara la fiesta, tras una gran jugada con Stankovic. Buena imagen del Inter, que sigue líder y ya prepara el partido frente al CSKA.

sábado, 3 de abril de 2010

Goleada para afrontar una semana decisiva


Por Ander Barroso.-


El Barca volvió a deleitar con un fútbol de primer nivel frente a un Athletic que se presentó en el Camp Nou con un esquema ambicioso. Porque Caparrós recurrió a gente técnica y con velocidad como Susaeta, Gabilondo y David López, que se mostraron bastante participativos (sobre todo el primero) en un arranque del partido en el que los de Guardiola sembraron algunas dudas.

Dudas que, con el transcurso de la primera mitad, fueron desapareciendo. Es cierto que a los blaugrana les costó encontrar la forma de llegar a la portería de Iraizoz, porque los leones estaban bien colocados sobre el campo. Sin embargo, el Barca, haciendo del partido un monólogo, aunque con menos solvencia que otras veces, terminó por encerrar al Athletic en su campo.

Sin ‘Ibra’, Messi volvió a tener más libertad de espacios y Bojan se convirtió en su socio ideal. Y es que el extremo de Linyola volvió a responder a la confianza de Guardiola con una excelente actuación. Pero fue otro canterano, Jeffren, el encargado de subir el primer tanto al marcador tras aprovechar un servicio de Abidal desde la izquierda tras una gran acción de Messi.

Las pocas esperanzas de los rojiblancos empezaban a deshacerse, hasta que Gabilondo se plantó dentro del area y sirvió el pase de la muerte a un Llorente (no fue su noche) que la mandó a las nubes. Un privilegio demasiado grande, si tenemos en cuenta que ocasiones como esas escasean frente al equipo culé.

Por si fuera poco, el Barca buscó con insistencia el segundo tanto para irse con una cierta tranquilidad al descanso y acabó encontrándolo. Fue en una gran acción de Puyol, que vio un gran movimiento de Bojan al espacio. El canterano la controló con el exterior y engañó con maestría a Iraizoz. Poco más dio de sí una primera mitad que llegó a su fin con un claro 2-0 en el marcador.

Caparrós movió el banquillo en el descanso y dio entrada a Yeste y Toquero, en detrimento de Gabilondo y David López. Los leones volvieron a salir con energía y dieron más de un susto a un Valdés que volvió a estar de matrícula. Lleva mucho tiempo haciendo méritos para ir a la selección y creo que ni la gran competencia que existe debería privarle de ello.

Siguiendo al partido, el Athletic llegó pero no las supo terminar. Las pocas opciones de los de Caparrós se esfumaron, y poco después, Bojan se sacó de la chistera un trallazo inalcanzable para el meta navarro que terminaba de sentenciar el partido.

Todavía faltaba el gol de Messi, resignado a irse de la fiesta sin su tanto particular. Pedro recibió un buen pase de Xavi y vio la entrada al punto de penalti del argentino, que no perdonó delante de Iraizoz.

Con media hora por delante, la media docena de goles era perfectamente previsible. Pero la cosa se quedó ahí. Es más, los leones tuvieron la oportunidad de marcar el gol de honor en un buen pase de Yeste a Susaeta, que solo delante de Valdés, definió a la perfección cruzándole el balón.

Con el 4-1, fue cuando el Barca empezó a pensar en la que será una semana crucial. Primero el martes, en la vuelta de los cuartos frente al Arsenal y después en el decisivo clásico del Bernabéu donde hay tres cuartos de la Liga en juego. Por su parte, el Athletic se marcha de la Ciudad Condal con una derrota que entraba en sus planes y la derrota no impide que siga en el tren para ir a Europa.

viernes, 2 de abril de 2010

21 goles en un "mal" año


Por Ander Barroso.-

El Atlético logró un empate a dos goles en Mestalla que le permite encarrilar una eliminatoria que deberá solventar en el Vicente Calderón dentro de seis días. Los de Quique se adelantaron hasta dos veces en el marcador, pero primero Fernandes y después el ‘Guaje’ Villa, mantuvieron al Valencia en el partido y en la eliminatoria.

El factor campo y los dos goles como visitante convierten ligeramente como favorito al equipo colchonero. Sin embargo, el respeto del Valencia sigue intacto, porque tiene hombres de primer nivel como son Villa, Silva o Mata y por lo tanto, el encuentro del próximo jueves será toda una final.

Los de Emery están realmente mermados atrás, dónde ahora mismo están tocados Miguel, Marchena, Navarro, Mathieu y Alexis. Si además contamos con que en el Calderón tampoco estará Bruno, sancionado, somos conscientes de que el panorama será un tanto desolador para el técnico valencianista, que a falta de recambios, ha tenido que retrasar la posición de Jordi Alba, ahora reconvertido en lateral.

Por lo tanto, el principal problema de los valencianistas está atrás. En la medular, recuperan a Banega para la vuelta y los de Quique están obligados a estar lo más compactos posibles en defensa. De Gea volvió a ser decisivo y ya nadie se atreve a discutir al técnico que Asenjo esté en el banquillo.

Los locales se hicieron con el control de la pelota sin que el Atleti pusiese ninguna traba para ello, sabedor de que las iba a tener al contragolpe. Y así fue. ´Kun` Agüero fabricó el primero y se lo regaló en el pase de la muerte a Forlán. Era el 0-1, con algo más de media hora por delante.

Pero me voy a quedar ahí y con el tanto que supuso el gol veintiuno del ariete charrúa en lo que llevamos de temporada. Una cifra sorprendente, si tenemos en cuenta todo lo que se está hablando de su aparente mala temporada.

Es cierto que no es el delantero que hace menos de doce meses consiguió marcar treinta y cinco goles con la camiseta rojiblanca. La afición colchonera le exige el mismo rendimiento que entonces, pero eso es imposible de repetir temporada tras temporada y menos ahora que va camino de los treinta y uno.

Aún así, a Forlán todavía le quedan unos cuántos goles por celebrar. Y puede que no esté siendo una gran temporada la suya, pero el hecho de que sin estar a un nivel brillante sea capaz de marcar los goles que lleva es lo que demuestra realmente el gran delantero que es el uruguayo, que siempre aparece cuando más se le necesita.